Actualmente, Autotransportes Águila cuenta con 54 puntos de venta estratégicamente localizados, distribuidos en: Centrales de Autobuses, Terminales Turísticas, Agencias y Estaciones de Paso con el fin de asegurar la prestación del servicio de Transportación de Personas, nuestros principales destinos en Baja California Sur son:

Ciudad Constitución
Se localiza a 147 kilómetros al suroeste de Loreto y a 211 al norte de La Paz, en el corazón del valle agrícola de Santo Domingo. Es la segunda en tamaño en Baja California Sur. Ciudad Constitución es la cabecera del municipio de Comondú. Llama la atención porque aquí se refleja el esfuerzo de los mexicanos, que a base de pozos profundos para riego, logran arrancarle al desierto excelentes cosechas de trigo, garbanzo, algodón y cítricos, entre otros. El municipio colinda por el oeste con el
océano pacífico. En sus litorales se localiza la bahía de Magdalena.
     

Guerrero Negro
Nació y se desarrolló alrededor de la explotación de sus salinas. Estas constituyen el ecoproceso unitario productivo de salinas a cielo abierto más grande del mundo, a partir de la evaporación solar (20 mil hectáreas de vasos de evaporación, que conforman un extraordinario y alucinante paisaje). Explotadas originalmente por comerciantes ingleses, fueron adquiridas por Daniel A. Ludwig, fundador de la Compañía Exportadora de Sal. En 1957 salió el primer embarque de sal de los

muelles de la laguna de Guerrero Negro, cuyas instalaciones portuarias muy pronto fueron insuficientes. Así se construyeron las del puerto de El Chaparrito de laguna Ojo de Liebre, ahí se embarca el producto en barcazas para ser conducido hasta el puerto de Isla de Cedros, en donde los barcos cargueros de más de 150 mil toneladas, lo llevan a su destino final.
     

Loreto
A 135 kilómetros al sur de Mulegé y a 350 al norte de La Paz, se localiza la histórica población de Loreto: conchó, en lengua indígena, que significa "Mangle Colorado". Es la población más antigua de Baja California Sur, situada en el incomparable escenario que configuran la cordillera de la Giganta , el desierto y el mar de Cortés. El padre jesuita Juan María de Salvatierra, fundó la Misión de Nuestra Señora de Loreto, el 25 de Octubre de 1697. Fue la primera misión y la Capital de las

Californias. Las hermosas playas de Juncalito, Ensenada Blanca, Liguí y las de la población, donde se puede practicar el buceo, snorkeleo, kayac y windsurfeo. Frente a sus costas, las maravillosas islas de Coronado con sus playas color turquesa y su colonia de lobos marinos, Carmen con hermosas playas y ensenadas, Danzantes con sus orillas rocosas y pequeñas caletas, el paraíso para el buceo y la caminata, la Catalana, favorita del ecoturismo por la singularidad de su flora y fauna.

Santa Rosalía
A 555 kilómetros al norte de La Paz se localiza esta singular población, situada en medio de dos mesetas frente al Mar de Cortés. Santa Rosalía luce su peculiar arquitectura afrancesada. El 7 de julio de 1885 la compañía francesa El Boleo inició la explotación de los ricos yacimientos de cobre de Santa Rosalía, mediante una concesión del Presidente Porfirio Díaz. A cambio de esto, la compañía debía construir el pueblo, el puerto, edificios públicos, establecer una ruta marítima
entre Santa Rosalía y Guaymas y dar empleo a trabajadores mexicanos.
 

San Ignacio
A 142 kilómetros al sur de Guerrero Negro, en una fértil cañada se asienta la hermosa población de San Ignacio. El camino de acceso, unos dos kilómetros desde la carretera transpeninsular, permite adentrarse en un paisaje de ensueño, que contrasta magnífico con la aridez de las sierras y desierto de los alrededores. El río subterráneo que aflora en un borbollón, al represarse se convierte en una quieta laguna bordeada de tulares y carrizales. Sombreado por inmensos palmares

datileros, el camino continúa hasta desembocar en la pequeña plaza adornada por frondosos árboles de la india. Frente a ésta se alza majestuosa la iglesia de la misión de San Ignacio de Loyola. San Ignacio es una excelente opción para el ecoturismo; la belleza intocada del sitio y sus alrededores así lo avala. El manto acuático en el invierno se convierte en río y corre de 25 a 30 kilómetros. En el verano es manantial con infinidad de grandes pozas, donde especies como la Carpa de Israel, la Tortuga de Agua Dulce, y la Rana Toro cumplen una función biológica; los huertos de frutales, los palmares y el moderno andador construido exprofeso para caminar disfrutando toda la belleza del entorno, hacen de San Ignacio el lugar ideal para el reposo del espíritu.
 
Todos Santos
A 80 kilómetros al sur de La Paz y a 73 al norte de Cabo San Lucas, se localiza Todos Santos. Situado sobre una meseta en el falderio de la Sierra de la Laguna, se asoma al Océano Pacífico entre el verdor de los sembradíos, los palmares, los aguacatales, los mangos y los cañaverales del Valle del Pilar. Todos Santos fue establecido como visita dependiente de la misión de Nuestra Señora del Pilar de La Paz, por el padre Jaime Bravo, en 1723. La fertilidad de la tierra y la abundancia de
agua de los veneros de la Sierra de la Laguna, propiciaron que a finales del pasado siglo Todos Santos cobrara auge en la agricultura, especialmente en el cultivo de la caña. En 1850 contaba con 8 ingenios. Esta etapa de bonanza duró aproximadamente cien años. Se construyeron entonces bellos edificios de estilo colonial: oficinas públicas, hoteles y teatros. El agotamiento de los veneros, las sequías y la caída de los precios del azúcar después de la segunda guerra mundial, provocaron un colapso en su economía del que le tomó varias décadas recuperarse
     
Mulege
A 61 kilómetros al Sur de Santa Rosalía, se localiza Mulegé, uno de los pueblos más bonitos de Baja California Sur. Está situado entre dos cerros, en un valle al que da vida el riachuelo que corre hasta unirse al estero para desembocar al mar; bordeado de inmensos palmares, huertos y cercas donde se enmarañan las buganbilias de todos colores. Mulegé ha sido el destino tradicional favorito del turismo que busca el descanso en la contemplación de la naturaleza;
al amante de la pesca deportiva, los estudiosos de la historia y la ecología; los adoradores de las más bellas bahías: Bahía de Concepción, que a unos cuantos kilómetros de Mulegé derrocha paisajes, con su multitud de playas de suave y blanca arena, entre las que destacan: Santispac, Concepción, Los Cocos, el Burro, el Coyote, Buenaventura, el Requesón y la Armenta.
     
La Paz
Fundada en el año de 1535 por Hernán Cortés con el nombre de Bahía de la Santa Cruz, este sitio fue escenario de crueles luchas entre los españoles y los moradores del lugar que, según se cuenta, poseían atuendos elaborados con perlas. En el año de 1596, el Capitán Sebastián Vizcaíno le da el nombre de La Paz. En las cercanías de La Paz destacan por su belleza playas como: El Tesoro, Tecolote, Coromuel, Caimancito y Pichilingue (en esta última se localiza la estación de
transbordadores que ofrece servicio a Mazatlán y Topolobampo en Sinaloa). Sin olvidar a la Isla Espíritu Santo y sus isletas, donde la práctica del kayakismo, campismo, ecoturismo, buceo, snorkeleo, pesca deportiva agrandan aún más la gama de atracciones de este bello puerto.
La Paz es reconocida internacionalmente por su variedad de bellos atardeceres sobre su malecón costero, resaltando así la inmensa variedad de servicios que se ofrece sobre esta importante avenida, como son: Restaurantes, agencias de viajes y ecoturismo, discotecas, cafés, bares y tiendas de artesanías.
     

Cabos San Lucas
Cabo San Lucas y San José del Cabo son las ciudades que conforman el corredor turístico de Los Cabos de 33 kilómetros de longitud y se localiza en el extremo sur de la entidad. Entre La Paz y Cabo San Lucas hay una distancia de 152 kilómetros vía Todos Santos y entre La Paz y San José del Cabo 183, vía El Triunfo. El corredor, de espléndida belleza escénica se extiende entre ambas ciudades, ante el mar sin límites. Los primeros expedicionarios que reconocieron la zona

de Los Cabos fueron Hernán Cortés en 1535 y Juan Rodríguez Cabrillo en 1542. Más tarde se estableció la ruta de los galeones de Manila que al hacer escala en sus costas, propició la aparición de los corsarios que asolaron a las naves españolas. Francis Drake en 1578 y Thomas Cavendish en 1587, fueron los primeros entre muchos más.
 
Direccion
Alvaro Obregon # 125
entre 5 de Mayo e Independencia,
La Paz, BCS.

Telefono
01 800 82 48452

 

Principal Acerca Ventas Unidades Destino
Presented by: Mar de Cortez Copyright 2008 Mar de Cortez Inc. All rights reserved. Any questions or comments, send Email